El puercoespín

Cuentan las sagradas escrituras que cuando Noé condujo a los animales a su arca de dos en dos había uno que no tenía pareja: la cobaya harta de picos. Para consolar su soledad, Noé le dio como pareja un cactus, y de ese amor a primera vista nació el puercoespín. El cómo ha conseguido este animal sobrevivir hasta nuestros días es algo que siguen discutiendo los zoólogos a la hora del café. Están los que dicen que son un caso de sadomasoquismo en el reino animal y los que opinan que dominan a la perfección el Kamasutra. Nuestro corresponsal Hilario quiso investigarlo más a fondo. Descansa pues donde estés ahora, Hilario, tus compañeros no te olvidan.

Los puercoespines duermen y hacen caca (Flickr de zerethv)

Los puercoespines duermen y hacen caca (Flickr de zerethv)

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Animales que nos gustan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s