Archivo de la etiqueta: ciencia

Científicos confirman que no por mucho madrugar amanece más temprano

El equipo de científicos del departamento de “Mitología y cultura popular” de la Universidad de Ostión Valley confirma, tras varios años de estudios, que no por mucho madrugar amanece más temprano.

“Hemos estado haciendo varias pruebas, para, a partir de éstas, demostrar que no hay una relación causa efecto entre el hecho de levantarse muy temprano y el hecho de amanecer. Hemos tenido durante diez años a un equipo de becarios levántandose a las cinco de la mañana para comprobar empíricamente lo que ya sospechábamos. Al cabo de los diez años, salvo uno, todos confirmaban lo que sospechábamos, esto es, que da igual a la hora que te levantes, que amanecer amanecerá cuando toque”, nos explicaba el profesor Milius Kepler.

La polémica está servida. Tras la publicación de los resultados de este estudio en el artículo titulado “Contradicciones y mitos acientíficos del refranero popular. Apuntes para un debate abierto pero que ya iremos cerrando”, un equipo de teólogos de la Universidad de Eritheia – Tierra de Rinocerontes ha reaccionado enérgicamente agregando que “la ciencia no puede pretender explicarlo todo y que, en cualquier caso, todo el mundo sabe que a quién madruga Dios le ayuda”. A lo que Milius Kepler no ha tardado en responder: “Nada nos hace pensar que si Dios existiera tuviera que tener necesariamente predilección por los madrugadores. Y, aún así, esto no haría que amaneciera más temprano por mucho madrugar. Hay que tener en cuenta, por un lado, que no todo el mundo madruga a la misma hora, y que amanecer sólo hay uno por franja horaria; y que, por otro lado, estos son fenómenos naturales relacionados con los movimientos de rotación y traslación de la Tierra, y, si aceptasemos que Dios creara la vida, y hasta la Tierra, no pueden pretender ahora algunos teólogos condicionar la creación y los designios de Dios a las costumbres horarias de unos pocos. Se equivocan y se contradicen, que se lo hagan mirar”.

Finalmente, uno de los becarios que participaron en este proyecto y que lleva diez años día sí día también levantándose a las 5.00 de la mañana nos resumía las conclusiones del experimento con estas palabras: “A quien madruga, cabeza de nabo”.

Deja un comentario

Archivado bajo Horizontes de la ciencia

El ñu

Amigos como somos de la mezcla racial, no podíamos dejar de incluir al ñu entre nuestros animales favoritos, pues contemplar su estampa nos hace pensar en una noche loca entre una vaca, un caballo, un león y Mahatma Gandhi. Además hay muchísimos ñúes. Un estudio realizado en 2007 por el profesor Bill Myer de Cilla confirmó que en África hay más ñúes que caracoles. Otra de sus ventajas es que su nombre es muy fácil de escribir y de decir, a diferencia de el de otros animales que nos gustan muchísimo menos, por ejemplo la zarigüeya.

Un ñu en lontananza (Flickr de nijaba)

1 comentario

Archivado bajo Animales que nos gustan

La mantarraya

Normalmente confundido con sus hermanos menores, la mantarraya se trata de la variedad más grande de pez raya perteneciente al mismo grupo que los tiburones. Su hábitat natural son las aguas templadas dónde se alimenta de plancton, peces pequeños y calamares. Pero las verdaderas razones que nos hacen incluirla dentro de nuestra selecta lista de Animales que nos gustan son mucho más poderosas.

La primera de ellas es esa fantástica capacidad de camuflarse con el paisaje y no ser reconocido por sus enemigos. ¿Quién no ha deseado alguna vez tirarse boca abajo en el suelo y por arte de magia pasar desapercibido ante los ojos de los que le rodean? No hablamos de desaparecer al estilo de las avestruces, que por el hecho de esconder su cabeza bajo tierra se creen que son invisibles, esos despreciables plumíferos. Hablamos de confundirnos con el paisaje en una simbiosis sin igual en el reino animal.

manta-raya

Sin embargo, una de sus mayores habilidades, que ha sido hasta ahora silenciada por los científicos y la prensa en general debido al revuelo que pudiera causar y que en El Gabinte desvelaremos sin tapujos -porque así somos nosotros- es la habilidad de convertirse en un robot, una máquina de guerra, una bestia parda que podemos ver ilustrada por el equipo de mitos y fenómenos paranormales de El Gabinete. De momento se desconocen las terribles cualidades de un monstruo semejante, pero seguiremos atentos a la evolución de las investigaciones con el objetivo de informar en la mayor brevedad posible.

240px-depthcharge-idw

Sin duda un animal que guarda aún muchos secretos a la humanidad.

8 comentarios

Archivado bajo Animales que nos gustan

¿Duermen los insectos?

Sabemos que la mosca tse-tsé provoca la enfermedad del sueño, pero, ¿qué sucedería si una mosca tse-tsé le picase a otra mosca tse-tsé? Más aún, ¿duermen los insectos? En su laboratorio de la Universidad de Wake Forest, el profesor Bill Myer de Cilla trató de resolver de una vez por todas esta pregunta nunca resuelta por la ciencia. Después de recoger muestras de numerosas especies de todo el mundo, Myer de Cilla y su equipo de entomólogos permanecieron durante tres meses despiertos ante las urnas de cristal donde encerraron los insectos y concluyeron que estos no sólo dormían sino que hablaban un dialecto caucásico y que eran capaces de cantar el Mesías de Händel. Cuando se comprobó que, para permanecer despiertos, Myer de Cilla y su equipo habían recurrido a cierto tipo de estupefacientes, el estudio se consideró inválido. En un nuevo intento de resolver la cuestión, el intrépido grupo de entomólogos pasó otros tres meses en la selva amazónica, para observar a los insectos en su medio natural. En esta ocasión se trataba de hacer seguimiento exhaustivo de un determinado insecto por parte de cada uno de los miembros de la expedición. Dos de estos investigadores fueron devorados por un jaguar y una piraña, respectivamente, al ser confundidos con monos aulladores. Tras este nuevo intento infructuoso, de regreso en la Universidad, Bill Myer de Cilla fue abordado por un alumno que le preguntó si, efectivamente, los insectos duermen. La respuesta fue, según algunos testimonios, “y eso a quién coño le importa”.

Insecto probablemente dormido

3 comentarios

Archivado bajo Horizontes de la ciencia

Una cascarria de 200 kg.

bola

Gigantesca bola de mocos en la Universidad de Illinois

Científicos de la Universidad de Illinois han conseguido crear una enorme cascarria de 200 kg., un proyecto en el que han participado miles de personas aportando voluntariamente sus propias mucosidades nasales e incluso las de algunos familiares y amigos, en un trabajo colaborativo que está adquiriendo proporciones semajantes a las de Wikipedia. El principal promotor de esta iniciativa, el Profesor Bill Myer de Cilla, confiesa que él comenzó el proyecto en su casa a título individual, hasta que el tamaño de la esfera se hizo demasiado grande y hubo de ser trasladada al campus en una carretilla. Este proyecto, al que la comunidad científica se ha entregado con moderado entusiasmo, no ha tenido otro objetivo que el de investigar sobre materiales no derivados del petróleo usados como aglutinantes para la construcción y las manualidades. Aun así, no faltan quienes acusan a Myer de Cilla de estar cumpliendo tan sólo una fantasía onírica infantil.

mocos

Estudiantes colaborando activamente en el engrosamiento de la bola

2 comentarios

Archivado bajo Horizontes de la ciencia