Archivo de la etiqueta: monos

Los infinitos monos (12)

Pero de pronto una flecha pasó a pocos centímetros de la oreja izquierda de Krysztofsky y se clavó en un castaño de indias que había enfrente. El maltrecho doctor se giró y vio como una horda de nativos del pueblo del que había huído había conseguido dar con él siguiendo su rastro y se lanzaban a prenderlo con gritos de a por él. A escasos 100 metros consiguió distinguir a un pequeño primate que lo señalaba desde la cabeza del que con toda seguridad, era el alguacil del pueblo. A su lado corría desmelenada Dolores la de la tintorería.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Los infinitos monos

Los infinitos monos (11)

… relación de éste con el hombre y el medio al que pertenece? ¿Existe el mono como hecho constitutivo? Y si es así, ¿qué relación guarda ese mono con él? Siendo tal el “estado de cosas”, Krysztofsky llegó a la conclusión de que quizá hubiese sido mejor para él haber nacido con un sistema excretor de doble sentido, así en este momento podría estar disfrutando del horrendo falo del mono en lugar de delirar con galimatías que complicaban su situación más si cabe.

Deja un comentario

Archivado bajo Los infinitos monos

Los infinitos monos (10)

… abatido por las circunstancias y tratando de recuperar el rumbo de su huida, si es que alguna vez lo tuvo. Las dudas lo corroían. ¿Sería acaso posible concebir al mono como entidad más allá del espacio y del tiempo como categorías a priori de la sensibilidad humana? ¿Se encuentra en la palabra mono la esencia del ser mono? ¿No sería todo aquello un engaño de los sentidos perpetrado por el Gran Sanchís, demiurgo cruel y manipulador del pueblo que ahora lo perseguía? Nunca debió aceptar la…

1 comentario

Archivado bajo Los infinitos monos

Los infinitos monos (7)

Pero no pudo, pues esa figura simiesca que se aproximaba no era otra cosa que un mono narigudo, muy conocidos por tener un gran olfato y por el tamaño de su miembro olfativo. Estas cualidades, sobre todo la primera, hicieron que el simio percibiera la presencia de Bartlomiej Krysztofsky, abalanzándose sobre él con la intención de sodomizarlo ya que, debido a la respiración de tanta amapola, le confundió con una hembra de su especie. Mas cual fue su sorpresa, la del mono, al ver que el agujero que se disponía a tapar ya estaba tapado.

Deja un comentario

Archivado bajo Los infinitos monos

Un orangután cambia la bandera monárquica por la republicana

mono

foto modificada de GraphicReality

En la tarde de ayer, los viandantes del parque de Las Infantas asistieron atónitos a un hecho singular: un joven orangután retiraba de un poste la bandera monárquica española y la sustituía por la republicana, dándose inmediatamente a la fuga. Este tipo de acción, por la que ciudadanos del Estado español sí han sido procesados y condenados, no tiene precedentes legales, ya que nunca se ha abierto un proceso judicial a un mono. Si bien existen leyes que protegen a los animales, estos son actualmente inmunes desde el punto de vista penal. Mientras los jueces se plantean la posibilidad de modificar la legislación referente a los orangutanes, la policía sospecha que el simio que cometió esta acción pudo estar entrenado expresamente para llevarla a cabo, y teme que se trate de una célula terrorista especializada en la sustitución de banderas con monos amaestrados, por lo que se ha puesto en marcha un dispositivo de seguridad de alto riesgo.

6 comentarios

Archivado bajo Casos y sucesos

Los infinitos monos (6)

En su precipitada huida, el doctor acabó hallándose en medio de un campo de amapolas, espacios terminantemente prohibidos en la región, por tratarse esta flor de un potente opiáceo. ¿Quién sería el responsable de aquello? De repente, divisó en lontananza una simiesca silueta que se dirigía haciendo aspavientos hacia donde él se encontraba. “Dios mío, otro más no, por favor”, pensó. Y, cansado de seguir huyendo hacia Dios sabía dónde, se tumbó boca abajo entre las amapolas, tratando de pasar inadvertido.

Deja un comentario

Archivado bajo Los infinitos monos

Los infinitos monos (5)

Dicho mono, lejos de parecer furioso, se había alegrado bastante de conocer al doctor Bartlomiej Krzysztofsky y se lanzó sobre él para hacerlo suyo. El doctor no pudo más que echarse a correr y en su huída dejó tras de sí su equipaje, sus víveres, a su apreciado mono Elías y e incluso a un viejo mono que pasaba por allí con su bastón. Todo parecía acabado para el doctor Krzysztofsky. Sin nada que comer y sin cobijo duraría poco con vida. Por suerte no se había perdido un solo capítulo de McGiver por lo que no escaseaban sus recursos.

Deja un comentario

Archivado bajo Los infinitos monos