Archivo de la etiqueta: onanismo

Las lágrimas de un niño Jesús destapan un caso de onanismo colectivo en Portugal

Otro caso de sexualidad desmedida sacude los cimientos de la Iglesia Católica. Esta vez el hecho ha sido desvelado a partir de las lágrimas de un niño Jesús.

Según ha podido comprobar El Gabinete Digital, fue un niño de ocho años el que denunció los hechos al Obispo de Braga. Al parecer, el párroco de la Iglesia a la que acudía el joven Vicentinho, solía decirle “Vicentinho, cada vez que te masturbas, el niño Jesús llora”. Al ver que el niño Jesús de su parroquia llevaba dos meses llorando sin parar, Vicentinho corrió a avisar al Obispo de Braga, quien rápidamente llamó a consultas al padre Joao Galhorda que, tras un intenso interrogatorio se derrumbó y no tuvo más que confesar que solían reunirse él y cinco curas más todos los domingos después de misa para “machársela en compañía, porque padre, la soledad es muy mala”.

A raíz de este suceso, la Iglesia Católica investiga otros casos que apuntan al mismo final: varios curas ciegos, numerosos santos que presentan claros síntomas de médula reblandecida, …

1 comentario

Archivado bajo Casos y sucesos, Hábitos ejemplares

Pesto para pasta

Receta tan tradicional como el pisto, ideal para la pasta, su color recuerda al del pasto, buen remedio contra la peste, ¿todavía hace falta otra pista?

Ingredientes:

  • Albahaca (si no está en casa, preguntar por Basílico, que así la llaman en su pueblo).
  • Un puñado de piños de piña (piñoñes).
  • 2 Piños de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Queso parmesano rallado

Modus operandi:

  1. Si estamos en Andalucía, nos buscamos un almirez. Si estamos en otro sitio, un mortero. También hace falta un onanista experimentado, pero esto se encuentra en cualquier parte.
  2. Echamos en el almirez-mortero la albahaca, los piñoñes y los piños de ajo. Pedimos amablemente al onanista que, con el mazo que suele acompañar al almirez-mortero, los machaque.
  3. Cuando veamos que el onanista ha onanizado todo lo onanizable que había en el almirez-mortero, añadimos 4 cucharadas de aceite.
  4. Mientras removemos toda la pasta que se va formando, podemos seguir echando un chorrillo de aceite hasta que quede todo con la consistencia que más nos guste.
  5. Añadir el queso rallado al almirez-mortero y seguir removiendo para que los ingredientes se unan en amistosa camaradería.
  6. Añadir algo de sal si la salsa sosea.

Aquí unas imágenes de muestra:

mortero o almirez
Esto es un mortero.
onanista
Y esto es un onanista.
foto de vk-red

1 comentario

Archivado bajo Gastronomía insólita